NUESTRO BLOG

Este blog lo realizamos los estudiantes de la Licenciatura en Enseñanza de la Matemática y Física de La Universidad Galileo. 
Buscamos ayudar a nuestros compañeros, con las clases que compartimos.

Ademas de expresar  nuestras opiniones sobre temas diversos.



miércoles, 11 de febrero de 2009

Colaboracion del Lic Minoldo Gramajo

 

DIEGO

 

Minoldo Gramajo González.

 

     Después de terminar mis clases de la mañana, me dirigía presuroso hacia el salón de profesores a almorzar, cuando lo divisé en el pasillo.  Me esperaba recostado sobre la baranda.  Al estar cerca de él se me acercó y me dijo:

_  Profesor: me dijeron que si le traigo unos chocolates, usted me dará unos puntos.

 

     Lo miré extrañado y la primera intención fue preguntarle quien le había dicho tal cosa, pero me contuve y le dije:

_ ¡Ah! Usted quiere puntos en matemática para aprobar el curso en este período.

_ Sí. _Me respondió.

 

     Por un momento pensé en llevarlo  a coordinación para reportarlo, pero  era un buen muchacho, aunque un tanto ingenuo y opté por darme tiempo para decidir que hacer.

_ Sabe Diego,  para lo que me propone mejor hablaremos mañana a esta hora, pues hoy tengo hambre y quisiera ir a almorzar.

_ Está bien, yo lo busco mañana a esta hora.

 

    Al día siguiente allí estaba puntual.  Sin esperar a que me hablara le dije:

_ Usted quiere puntos, ¿verdad?

_ Sí.

_ ¿Por qué?

_ Es que voy un poco mal en Mate y ya se va a terminar el bimestre y quisiera estar mejor.

_ Comprendo, sólo que lo haremos a mi manera, pues yo soy el profesor de Matemática.  Usted quiere puntos y yo estoy dispuesto a darle los 70 puntos completos de zona, pero eso si ¡shhhht! (le dije poniéndome el índice en los labios).

_ No se preocupe profesor _Dijo esbozando una sonrisa.

 

     Tomé un calendario de la pared de esos de números grandes que dan en los bancos y le hablé así:

 _ Septiembre va a comenzar y usted me dará para el día uno un gramo de chocolate _le dije señalando con el dedo el numeral 1_ el día dos me dará el doble, es decir dos gramos, el tres el doble del día anterior y así sucesivamente hasta fin de mes.  Todo esto lo anota en un calendario y cuando tenga todas las cantidades que ha de darme las suma. Esto le dará la cantidad de gramos de chocolate que me corresponden.  Para convertirlos a chocolates,  divide este número por los gramos que tiene un chocolate y me los trae.

_ ¿En una cajita profe?

_ Claro y con su moña  _le dije.     Observe _le indiqué para asegurarme que comprendiera_:      El uno: un gramo,  el dos: dos gramos, el tres: cuatro gramos, el cuatro:    Ocho gramos, el cinco: 16 gramos;  si suma hasta donde vamos son 31 gramos en cinco días.

 

     Se marchó feliz y yo volví a mi almuerzo.

 

     Pasaron tres días y no dio señales.  Al cuarto lo llamé:

_ Diego  _le dije_  ¿y mis chocolates?

_ ¡Ahhh! Profe _ me dijo_  son bastantitos…si fueran mil…

_ Venga, traiga papel, lápiz y su calculadora, vamos a calcular.

 

     Tomé el calendario y lo puse sobre un escritorio, señalé y le dije:

_ El día uno, un gramo ¿no?,..el dos, el doble…

_ Sí.

_ ¿Qué pasa de un día para otro?

_ Se duplica la cantidad.

_ Esto matemáticamente se expresa: tn = 2n-1, donde n es el número de días.      Septiembre tiene 30 días, por lo tanto el ultimo día debe asignarme 229 gramos de chocolate, ¿verdad?

_ Sí.

_ La suma de los treinta días es  Sn = 230 – 1, que nos da    Sn = 1 073 741 823  gramos de chocolate.   ¿Cuántos gramos tiene un chocolate de los que pensaba traerme?

_ 40.

_ Bien: (1 073 741 823) / 40 = 26 843 545. 58 chocolates.

_ ¿Cuánto cuesta producir en su fábrica uno de esos chocolates?

_ Talvez un quetzal.

_ Bien, entonces tendríamos aproximadamente 27 millones de quetzales.

_ ¿Cuántos chocolates diarios puede producir su fábrica?

_ Quizás…50 mil chocolates.

_ Bien, si en un día hacen 50 000, para producir mis chocolates se necesitarían 536.87, trabajando seis días por semana, se necesitan 89.5 semanas y si hacemos un año equivalente a 52 semanas, serán necesarios 1.72 años para hacer mis chocolates.

_ Usted me ofreció en una cajita para regalo, ¿no?

_ Sí.

_ Asumamos que un chocolate tiene dimensiones de 5 cm*10cm*0.5cm y si se traduce a metros cúbicos, nos da aproximadamente 671 m3  como volumen total de mis chocolates.  Necesitamos calcular la cajita que podrá contener este volumen.  Si la consideramos cúbica, sería un cubo de lado 8.76 m de lado aproximadamente.

_ ¿Qué piensa?

 

     Sólo sonríe.

 

_ No calcularemos la moña, porque hay que regresar a clases, pero creo que usted aprendió cuatro cosas:

 

No hacer propuestas indecentes (en alusión a una película de moda).

No aceptar tratos que no sabe que le va a salir.

Aprendió matemática, que para eso estoy yo aquí.

No le queda más que estudiar si quiere ganar el curso.

 

     Desde esa vez no volvió a perder un examen y aunque no fue un alumno brillante, siempre obtenía las notas necesarias para aprobar.  En la universidad, cuentan que le va bien.

2 comentarios:

  1. Felicitaciones Lic, Es mentira eso que dicen que los matemáticos no leemos, claro que lo hacemos!
    no es facil leer y entender un libro de Matemáticas claro las personas que dicen eso es porque creen que los unicos libros para leer son los que no tienen números, pero hasta esos estan divididos en capitulos, y numerales. Muy buen aporte!!!!! por cierto ¿Quién es Pictor?

    ResponderEliminar